Novedades

Eliminación mecánica y térmica de las malas hierbas

¿Por qué no emplear Glifosato?

El Glifosato es un herbicida sistémico que penetra en las plantas para destruirlas desde dentro. No es selectivo, es decir, no discrimina entre plantas. En la U.E. se podrá utilizar hasta 2022 con ciertas limitaciones, aunque ya está prohibido en numerosos países y localidades.

Desde que la OMS clasificó el Glifosato como “probablemente cancerígeno para los seres humanos” en marzo de 2015 un gran número de municipios españoles (entre ellos los de Madrid y Barcelona) han prohibido la utilización del glifosato, y también lo han hecho algunas CC.AA. como la Rioja, Extremadura y Aragón.

La alternativa más común para el control de las malas hierbas sin Glifosato es el empleo de métodos manuales, ya sean mecánicos o térmicos. En Eureka Parts disponemos de múltiples soluciones para mantener a raya las malas hierbas.

¡Stop Glifosato!

Control sostenible de las malas hierbas

  • De forma mecánica

Cabezales universales para desbrozadora con cepillos metálicos o con líneas de nailon con protectores específicos.

Consulta nuestra gama mecánica

  • De forma térmica

Quemadores alimentados por gas, silenciosos y libres de proyecciones, ideales para áreas urbanas.

Consulta nuestra gama térmica

Aplicaciones habituales

Los cabezales con cepillos metálicos o con líneas de nailon y los quemadores se emplean para la eliminación de hierbas de forma mecánica o térmica: limpieza de aceras, pavimentos, rejas de hormigón, etc.

#StopGlifosato


Esta página fue modificada por última vez el 08-02-2019.